Close

Suciedad e inseguridad en las Playas es el reclamo de Almón para un Motril turístico

Nuestra portavoz en el Ayuntamiento de Motril, Luisa Mª García Chamorro ha denunciado la falta de previsión y la imprudencia del gobierno de Almón con respecto a los equipamientos de las playas y la dotación de socorristas para este verano. Estamos a 11 de julio y aún a día de hoy el servicio de socorrismo de las playas de Motril está en el aire.

El Ayuntamiento de Motril este verano está dejando de hacer las funciones básicas de mantenimiento de equipamientos y mantenimiento de servicios mínimos. La situación de suciedad que tiene todo el término municipal de Motril, ha hecho que pase de ser  un problema coyuntural o puntual a ser un problema crónico y estructural o permanente.

Desde el Partido Popular, en aras de colaborar para la mejora de la limpieza de la ciudad firmó con el gobierno municipal  un acuerdo  para que desde el servicio de LIMDECO  se solventara  el problema de suciedad que padece Motril y vemos como pasa el tiempo y no se ha hecho nada por mejorar la limpieza de la ciudad.

Motril está más sucio que nunca y estamos dando una imagen turística a los visitantes de la ciudad pésima, más ahora en verano cuando la población se triplica y es cuando mejor hay que mantenerla para dar una imagen adecuada al exterior. Del mismo es alarmante también la lamentable imagen que se está dando del mantenimiento de parques y jardines de Motril que están más abandonados que nunca, una realidad que contrasta con la gestión en el Ayuntamiento de Motril que desde el Partido Popular realizamos en nuestra etapa de gobierno, cuando los propios hosteleros de  la Comarca dieron un premio a la ciudad en reconocimiento al trabajo que se hacía desde el Ayuntamiento en este sentido y sin embargo ahora el mantenimiento de los jardines deja bastante que desear.

Igualmente creemos que el balance de la situación que está ocurriendo con las playas de Motril y la ausencia de socorristas por culpa de la falta de previsión de Almón y haber sacado el pliego del concurso del servicio de salvamento, vigilancia y primeros auxilios de las playas de Motril para la adjudicación del servicio más tarde, concretamente en el mes de Mayo, ha implicado que haya habido poco margen de maniobra para tener las playas con todas las garantías de seguridad al inicio del verano, lo cual resulta alarmante porque se está jugando con la seguridad y la vida de los bañistas.

Las entidades locales están obligadas a tener las playas a punto al inicio de la época estival, tal y como se ha venido haciendo periódicamente durante los últimos años. Ha habido poco margen de maniobra y al haber renunciado la primera empresa adjudicataria del servicio, que desistió un día antes de prestar el servicio, corresponde ahora a Cruz Roja, que es la segunda adjudicataria, llevar a cabo este servicio, pero necesitan tiempo para poder organizarse, algo que hay que implica un esfuerzo que hay valorar positivamente.

La cuestión es que al final quien paga las consecuencias de esta mala gestión de Almón son los motrileños, los visitantes y la ciudad, cuya bandera azul corre el peligro de perderse por primera vez en la historia de Motril, algo que únicamente es reprochable a Almón y su incapacidad para gestionar Motril y sus intereses, dado uno de los requisitos que se exigen para obtener la Bandera Azul, es precisamente que los servicios de socorrismo y salvamento no lo presten voluntarios, si no personas dadas de alta en la seguridad Social, por lo que corremos el riesgo de perder este distintivo.

De esta misma forma también debemos agradecer a Protección Civil su labor para  intentar salvar la situación con sus voluntarios, un encomiable trabajo para salvaguardar la protección de nuestras playas y los bañistas hasta que Cruz Roja inicie la prestación del servicio.